“Máquina-que-no-hace-nada”, Charles & Ray Eames

10 febrero, 2011 § 5 comentarios

Cuando en los años ´50 la empresa ALCOA le pidiera al matrimonio Charles & Ray Eames una colaboración para su proyecto Forecast Collection, jamás se imaginaron lo que les llegaría en respuesta.

La “Solar Do-Nothing Machine¨ era un juguete y tenía la intención de ser una máquina que no hiciera nada. Pero no en el sentido estático del término. Como en muchos de sus otros proyectos los Eames estaban interesados en el poder del juego como experiencia, como un ejercicio mental de descubrimiento y de creación de conciencia. La idea de Charles Eames tenía una pizca de Zen:

“It is not supposed to do. It is supposed to be. Its whole function is in its being.” había comentado el arquitecto.


La máquina, como puede apreciarse en el video y en las fotos, estaba compuesta por una mesa baja sobre la que se ubicaban una serie de artefactos movidos por medio de la energía producida por el sol, que era captada por una pantalla ubicada a un lado de la mesa.

El corazón de la máquina eran las células solares de silicona fabricadas por International Rectifier Corp. montadas en la pantalla. Éstas estaban conectadas directamente a unos pequeños motores que generaban el movimiento de todas las partes de la máquina unidas por cuerdas de goma.

Visita el perfil y los productos de estos diseñadores en la tienda

Anuncios

Etiquetado:,

§ 5 respuestas a “Máquina-que-no-hace-nada”, Charles & Ray Eames

  • Macarena dice:

    Acabo de descubrir el blog (la tienda ya la conocía) por medio de Kireei. SOIS GENIALES, me encanta la sección “Hecho en casa” y soy de la liga “anti-juguete de plástico” cuyo único fin sea que el niño lo tenga en la mano y no sepa que hacer con él o enormes que ocupen toda la habitación y no pueda desmontarse sin tener que llamar a un ingeniero.
    Enhorabuena!

    (me ha quedado una duda respecto a las pinturas, ya que yo pinto con mis niños con pintura plástica, son también tóxicas?)

    • Hola Macarena, y gracias por dejarnos tu comentario. Sobre lo que preguntas de las pinturas, nosotros utilizamos pinturas acrílicas de artista, pero solo cuando sabemos que nuestra pequeña no estará cerca mientras estamos trabajando. Las pinturas acrílicas son muy tóxicas, pero al secar ya no hay problemas, porque no se disuelven con el agua.
      Existen pinturas a base de agua no tóxicas, especialmente diseñadas para que las usen los niños. Todas mencionan en el envase que no son toxicas.

      espero que te sirva! saludos,
      Juan

  • Isabel dice:

    ¡Ostras!

    Nunca pensé que una “máquina de no hacer nada” pudiera llegar a ser tan interesante.

    ¡Gracias!

  • […] a energía solar y que se llama nada menos que “Máquina que no hace nada”. Los colegas de Watermelon Cat, que producen réplicas de juguetes de vanguardia, dedican una reseña a esta utopía […]

  • […] a energía solar y que se llama nada menos que “Máquina que no hace nada”. Los colegas de Watermelon Cat, que producen réplicas de juguetes de vanguardia, dedican una reseña a esta utopía […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo “Máquina-que-no-hace-nada”, Charles & Ray Eames en Watermelon Cat.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: