“Máquina-que-no-hace-nada”, Charles & Ray Eames

10 febrero, 2011 § 5 comentarios

Cuando en los años ´50 la empresa ALCOA le pidiera al matrimonio Charles & Ray Eames una colaboración para su proyecto Forecast Collection, jamás se imaginaron lo que les llegaría en respuesta.

La “Solar Do-Nothing Machine¨ era un juguete y tenía la intención de ser una máquina que no hiciera nada. Pero no en el sentido estático del término. Como en muchos de sus otros proyectos los Eames estaban interesados en el poder del juego como experiencia, como un ejercicio mental de descubrimiento y de creación de conciencia. La idea de Charles Eames tenía una pizca de Zen:

“It is not supposed to do. It is supposed to be. Its whole function is in its being.” había comentado el arquitecto.


La máquina, como puede apreciarse en el video y en las fotos, estaba compuesta por una mesa baja sobre la que se ubicaban una serie de artefactos movidos por medio de la energía producida por el sol, que era captada por una pantalla ubicada a un lado de la mesa.

El corazón de la máquina eran las células solares de silicona fabricadas por International Rectifier Corp. montadas en la pantalla. Éstas estaban conectadas directamente a unos pequeños motores que generaban el movimiento de todas las partes de la máquina unidas por cuerdas de goma.

Visita el perfil y los productos de estos diseñadores en la tienda

Op tric

8 noviembre, 2010 § Deja un comentario

Podemos decir que es un lujo tener en nuestra colección objetos fabricados por Naef Spiele. Las réplicas Bauhaus, de las que ya hablamos forman parte de su catálogo, y por lo tanto son un certificado de calidad de todo lo producido por esta empresa suiza. Entre otras maravillas trajimos este juego de peonzas bautizadas como Op-tric, un juego dedicado a las investigaciones de Gustav Theodor Fechner durante el siglo XIX.

Fechner era un psicólogo alemán experimental que entre otras cosas investigó la relación entre alma y materia… o dicho en otras palabras entre estímulo y sensación. Sobre esto trata este hermoso juego de cinco peonzas, presentado sobre una base laqueada en negro. Cada peonza presenta es su parte superior un patrón diferente en blanco y negro. Fechner descubrió que al girar las peonzas lo que se observa no son tonos grises, que sería lo lógico que saldría de la combinación del blanco y negro, sino que nuestro ojo comenzará a ver colores… un fenómeno que solo se explica en la relación estímulo-reacción y que no puede ser fotografiado, ya que es nuestro cerebro el que produce los colores al girar la peonza. Más interesante aún es que, diferentes personas, podrán ver tonalidades distintas.

El juego, además de sorprendente, es una pequeña obra de arte, diseñada por Heiko Hillig en homenaje a Fechner, y que puede decorar una habitación para niños como una oficina de trabajo… gira una peonza y tómate un momento de descanso y relajación… visita la tienda y llévate uno!

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Juguetes ciencia en Watermelon Cat.